VIAJAR Y SUS CONDICIONES

El Sheijk Al Albani Rahimahullah aclara las condiciones que hace un viajero y mencionauna serie de ejemplos maravillosos, que son muy importantes para saber cómo ayudar a determinar cuando uno debe acortar las oraciones:

El tema (de ser considerado un viajero), a mi entender, no depende de cruzar una distancia fija tanto como depende de dos cosas, la base de cuál es la intención, y la otra es salir de la ciudad o país. Así que si existe la intención de viajar, y se deja la ciudad o el país, las decisiones del viaje son aplicadas (al viajero), y después de que él no tenga en cuenta la distancia que cruzó, ya sea larga o corta.

En cuanto a si el principio fundamental no está presente, en lo que es la intención, entonces esta persona que deja la ciudad o país no es un viajero incluso si él cruza una larga distancia, o más o menos larga, porque viajar es una de las decisiones que dependen de este hadiz, sobre la que algunos eruditos del Islam han dicho que es un tercio del Islam: “Las acciones son sólo por sus intenciones y cada persona tendrá sólo lo que deseó”. Y la verdad es que este es un tema muy delicado sobre el que las opiniones de los eruditos han diferido y ellos no se han puesto de acuerdo en algo completamente clarpo de tal manera que sería posible para alguien decir: “Esto es la verdad, es bastante obvio…”. Nadie puede decir esto, pero todo lo que puede decir es: “Elegí tal y cual”.

Así que elegí –lo que entendí del tratado de Ibn Taimiyah Rahimahullah con respecto a este asunto. Él tiene un tratado especial sobre las decisiones del viaje. De hecho él llegó a un ejemplo maravilloso, del cual el investigador, el estudiante de conocimiento entienden que el viajar nada tiene que ver con cruzar una larga distancia sobre una distancia corta.

En cuanto a decir que nada tiene que ver con cruzar una corta distancia, entonces pienso que esto no es un área de debate, porque fue establecido por el Mensajero de Allah Sallalahu Aleihi Wa Salam que él Sallalahu Aleihi Wa Salam solía salir de Medina a Al Baqi’ (cementerio); entonces él Sallalahu Aleihi Wa Salam les saludaba (a los muertos), con el Salam, y regresaba. Él Sallalahu Aleihi Wa Salam solía ir donde los mártires, a Uhud; él Sallalahu Aleihi Wa Salam les saludaba con el Salam, entonces regresaba. Él Sallalahu Aleihi Wa Salam no se consideraba a sí mismo un viajero a pesar de que él Sallalahu Aleihi Wa Salamabandonaba la ciudad. Y lo contrario a esto (también) –si cruzaba una larga distancia, eso no significaba que él comenzara un viaje por el mero hecho de cruzar esta distancia.

El ejemplo que (Ibn Taimiyah) dio es como el siguiente. Él fue desde Damasco como yo, y hay pueblos muy conocidos alrededor de Damasco, así que dio un ejemplo conj una ciudad conocida en ese tiempo como Duma. Él dijo, si un hombre quiere cazar (cazar animales para alimentarse) y abandona Damasco hacia Duma que está a 15 km. de allí –no hay duda de que cruza esta distancia que es considerada como un viaje de acuerdo a nuestra costumbre, si la condición fundamental existe, que es la intención de viajar- Ibn Taimiyah dice que este hombre no es considerado un viajero porque ha dejado de cazar y entonces ha regresado. Pero ¿qué sucedió si él no encontró la caza que estaba buscando, y continuó en su recorrido, y continuó y continuó, y tomó una pista tal que él alcanzó… Aleppo?; y hay aproximadamente 400 km. entre Aleppo y Damasco hoy en coche. Ibn Taimiyah dice que este hombre no es un viajero –a pesar de haber cruzado mucha distancia de viaje, no sólo una distancia- porque la primera condición, que es la intención de viajar, no existía en esta persona. Por lo tanto, podemos decir que un conductor que se va temprano en la mañana de Ammaan por ejemplo para alcanzar Ma’aan, a Al Aqabah (todas las ciudades de Jordania), vuelve por la noche; esta persona no es un viajero aunque él está en un estado constante de viaje debido a su trabajo mientras su intención es solamente llevar a cabo este trabajo para ganarse la vida.

Por lo tanto, en relación con el tema de viajar, debemos tener en cuenta la condición fundamental, que es la intención. Y por nuestra parte teniendo en cuenta esta intención, la decisión difiere para dos personas que cruzan la misma distancia, pero uno de ellos es un viajero y el otro no es considerado un viajero porque sus intenciones son diferentes. Y de esta manera, también ocurren reglas relacionadas con el lugar de residencia, esto es la residencia que está planeada para un tiempo específico. Por ejemplo, dos hombres abandonan una ciudad, ambos son viajeros; ellos aterrizan en otra ciudad. La estancia de uno de ellos es la de un viajero, pero la del otro es la de residente. ¿Por qué?. Porque este segundo hombre tiene otra esposa allí, así que va desde donde una esposa a donde la otra esposa. Por lo tanto, debido a la existencia de una esposa para él que le apoye, le da un hogar y se encarga de su estancia, él toma una regla diferente a la de su compañero porque la situación difiere en algunos aspectos.

Por lo tanto, aprendemos una conclusión muy importante, que es que las reglas exactas de viajar difieren de una persona a otra. Así que, no asignamos a una persona la regla de otra persona, y tampoco al contrario, de la misma manera”.

Fuente: Silsilat Nnoor Wa Ul-Huda (La serie de la luz y la orientación), cinta nº 247.

Traducido del Inglés por: UmmuAbdulKarim Al Isbaniya

Texto en Inglés: http://www.calgaryislam.com/articles/islaamic/fatawa/48-traveling-and-its-conditions.html

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

My Blog List

Seguidores del Blog

Followers

Sample Widget